Ha pasado mas de una semana que el Mobile World Congress se ha acabado y poder ahora es el caso de explicar esta anécdota, que son las curiosidades entre el periodismo y la fotografía.

Yo quería entrar al MWC, hacer unas fotos y ver el ambiente, para poderlo describir. Pero no pude. Porque rechazaron mi demanda de acreditación.


Que rechacen la demanda de acreditación puede pasar, y se acepta no es aquí el problema. Pero en este caso ha habido una dinámica curiosa. Antes que nada, para pedir la acreditación tienes que enviar una cantidad de material importante. Normalmente con un mail de un medio basta. Por el MWC se tiene que enviar un correo electrónico del editor o de un directivo del equipo de redacción de un medio de comunicación reconocido, desde la dirección de correo de la empresa, indicando que tienes asignada la cobertura del Congreso para su publicación; una prueba de la actividad regular y permanente como periodista independiente y una prueba de la actividad regular y permanente como fotógrafo.
Rapidament con redacción lo preparamos.

Pero la respuesta fue negativa.
Este es el mail que recibí:

O sea, que se me denegó porque el periodismo no es mi profesión principal (sic!) y que estoy practicas (?). Cosa que es absurda.

El que pude hacer fue un par de fotos desde fuera y punto.

Ahora, esto suena a excusa barata. Entiendo perfectamente que no le guste tener un fotógrafo de la Directa, y lo habría aceptado perfectamente si hubieran contestado una cosa del palo “no queremos vuestro medio”. Pero afirmar que se tiene que ser periodistas profesionales, y a raíz del hecho que yo no lo soy (a pesar de haber presentado muchas de mis publicaciones, cartas de referencia del medio, etc., etc.) y youtubers si, gañe y no poco.

Que pasará ahora? Nada. De aquí a un año seguiremos intentando entrar, para sacar fotos y para explicar de viste que pasa al MWC.